Una conducción segura es fundamental no sólo en los tiempos de ocio, de noche, o en épocas vacacionales –aunque, lógicamente, estos últimos momentos también tienen su importancia- sino sobre todo en los desplazamientos dentro de los horarios laborales, pues es cuando se producen la mayoría de accidentes con víctimas.
 

Así, debemos desterrar el mito de que sólo los inexpertos conductores o los alocados que circulan durante las noches de fin de semana deben mejorar sus conocimientos y actitud al volante.

 

Para ayudarle a conseguir el que debe ser su máximo objetivo, conducir con seguridad, hemos elaborado una serie de consejos que asimismo le ayudarán a convertir su experiencia de conducción en una actividad más relajada y placentera.

  • Elimine distracciones: uno de los principales motivos de siniestralidad son las salidas de la vía. Cuando conduzca, no es momento de sintonizar la emisora de radio, consultar el móvil, llamar por teléfono o tener una discusión con el copiloto. Hay estudios que sugieren que fumar o estar pendiente de las necesidades de los niños también inciden en el nivel de atención.
  • Cinturón de seguridad: Úselo en todo momento, por corto que sea el desplazamiento, y aprenda a colocarlo correctamente. Abróchelo y tire de la cinta que recorre en diagonal el pecho, ya que con este gesto asegura su posición idónea. Si observa que roza su cuello, ajuste el sillón para que descienda a la altura del hombro.
  • Sin prisas: El exceso de velocidad sigue siendo un factor crucial. En los accidentes mortales casi siempre aparece esta causa, y es especialmente significativa en carreteras secundarias. Los conductores demasiado confiados suelen rebasar la velocidad permitida.
  • No al alcohol o a las drogas: A pesar de los numerosos controles por parte de las autoridades, el alcohol y las drogas siguen presentes en una parte muy significativa de los accidentes. También hay que prestar atención a los efectos secundarios de ciertos medicamentos.
  • Distancia de seguridad: Los dos tipos de accidentes más comunes (si incluimos los que no producen víctimas mortales) son la colisión lateral y fronto-lateral, seguida de la colisión trasera y múltiple. Por tanto, no adelante en vías de doble sentido a no ser que esté completamente seguro de que tiene el tiempo y potencia suficiente para efectuar la maniobra. Asimismo, en caso de retención, adopte el doble de la distancia de seguridad acostumbrada y trate de no frenar bruscamente.
  • Utilización de los carriles en autovía: Indique con antelación -a través de los intermitentes- que va a cambiar de carril en autovía y compruebe a través de los tres retrovisores que la maniobra es segura. El carril derecho debe usarse para circular y el central y el izquierdo exclusivamente para adelantar o rebasar; recuerde que está prohibido adelantar por la derecha.

El Curso de Conducción Segura de la Escuela de Conducción ALD abarca los principales aspectos relacionados con la seguridad al volante en las situaciones más comunes en carretera.

 

Atención Cliente
902 100 885