Con ALD Sharing, los trabajadores, al igual que con una sala de juntas o con cualquier otro activo compartido de la empresa, pueden hacer uso de uno o varios coches indistintamente, reservando y devolviéndolo según sus necesidades.

 

Por tanto, ALD Sharing reduce considerablemente los costes de la flota, dado que minimiza los tiempos en los que los vehículos están parados. Además, el producto está pensado para optimizar la gestión administrativa y logística de todos los coches de la empresa cliente.

 

¿Cómo funciona el sistema ALD Sharing?

Mediante tres sencillos pasos:

 

1.    Alta. Los usuarios con acceso al servicio deben registrarse en la plataforma. En ese momento se le asigna una tarjeta que será la llave de los vehículos.

2.   Reserva. El empleado realiza la reserva por Internet o teléfono, selecciona uno de los vehículos disponibles en el horario que desee.

3.    Uso del vehículo. Listo para conducir, con una reserva activa y la tarjeta podemos abrir y cerrar el vehículo.

ALD Sharing o sistema de coche compartido de ALD incluye:

 

  • Los vehículos de Renting que necesite el cliente.
  • Mantenimiento y neumáticos.
  • Seguro
  • Equipos y Plataforma...
  • Call center.
  • Otros (opcionales): Tarjeta de combustible y servicios a demanda, como transportes, lavados, etc.
Atención Cliente
902 100 885