Ventajas del renting de vehículos

A continuación, puede consultar algunas de las ventajas que ofrece el Renting:

 

  • Coche nuevo: Se puede disfrutar de vehículos recién estrenados sin necesidad de realizar ningún desembolso inicial.
  • Mayor liquidez en Tesorería: Dado que el gasto se periodifica mensualmente, el negocio cuenta con la posibilidad de emplear los recursos restantes en otras inversiones más rentables o de menor depreciación.
  • Libera recursos financieros, que permiten a la empresa aumentar o mejorar su ratio de endeudamiento, o incluso dedicarlo a otras partidas que así lo requieran.
  • Mejora el balance: El Renting se contabiliza como gasto y no como activo, por lo que no es necesario provisionar ni reflejar la flota en el activo de la compañía. Esto, sin duda, mejora el balance de cara a entidades financieras o proveedores y facilita la posible financiación externa.
  • Ventajas fiscales: Empresarios y autónomos (no así los particulares) pueden deducirse en el Impuesto de Sociedades o IRPF, respectivamente la cuota de Renting al 100%, excluyendo, en el Impuesto de Sociedades, la parte de la cuota del IVA soportada y deducible. A efectos del IVA, las cuotas del impuesto soportadas en el renting de vehículos tendrán la consideración de deducibles en función del tipo de vehículo y del uso que se le dé: entre otros, un 100% para los vehículos comerciales y un mínimo del 50% -salvo que se demuestre un grado efectivo de afectación a la actividad superior- para los turismos.
  • Adecuación de la flota a las necesidades presentes. Con el Renting el cliente puede planificar su flota según lo que precise en la actualidad, y no asumir innecesariamente vehículos que pueden no llegar a emplearse en el futuro.
  • Ahorro en carburante. Los últimos vehículos disponibles del mercado incorporan tecnologías cada vez más eficaces, que optimizan el consumo de carburante. Diversos estudios estiman que el combustible supone el 30% del gasto total de una flota al cabo del año.
  • Seguridad económica. La cuota de Renting es fija y no varía en función de variaciones de los tipos de interés o imprevistos, lo que facilita hacer previsiones presupuestarias y descarta gastos imprevistos asociados a su uso habitual, como los derivados de averías. Únicamente puede variar en función de los partes que se den al seguro: se hará un abono a favor del cliente, si éstos son mínimos, o se elevará la cuota, si son muy frecuentes; todo ello en aplicación de la cláusula bonus malus del seguro.
  • Más tiempo para los recursos humanos de la empresa, que al no tener que dedicarse a la flota pueden concentrarse en el objeto del negocio. Los empleados administrativos se olvidan del pago de impuestos, visitas a talleres, contabilización de facturas procedentes de distintos proveedores, etc. Y además cuentan con un único interlocutor para todos los problemas que presenten los vehículos.
  • Importantes ahorros. Gracias a la capacidad de compra de las empresas de Renting, y a su especialización en la gestión, consiguen importantes descuentos en sus compras, que trasladan en precios a sus clientes. Esto hace que la cuota de Renting sea sensiblemente menor que el resultado que obtendríamos de la suma del importe de cualquier vehículo en la modalidad de compra y sus gastos asociados, dividido entre el número de meses de uso.
  • Mayor seguridad para los empleados. Los trabajadores disfrutan de una conducción más segura, con los últimos adelantos tecnológicos preventivos incorporados en sus coches. Según la DGT, el número y gravedad de accidentes automovilísticos se dispara con la antigüedad de los vehículos implicados.
  • Vehículos más ecológicos. Los coches nuevos emiten cantidades considerablemente menores de CO2, y un aire más puro beneficia no sólo a todos los empleados, sino al conjunto de la sociedad.
  • Menos problemas. Al finalizar el uso, la compañía de Renting se encarga de la venta del vehículo, realizar la transferencia y el papeleo que todo ello implica. Lo mismo ocurre en caso de accidentes (partes, responsabilidad civil, etc.).
  • Más información. Las compañías de Renting proporcionan estadísticas acerca de la utilización de la flota (consumo de carburante, averías, malos usos…) que pueden ayudar en la toma de decisiones a la Dirección.

“Las ventajas del renting proporcionan seguridad en el gasto y la posibilidad de adecuar la dimensión de la flota a las necesidades del negocio.

Atención Cliente
902 100 885